viernes, 1 de junio de 2007

entrevistas: Pastilla

PASTILLA: la brillantez del pop cínico

Pastilla es un grupo ideal para sonar en días Jesus and Mary Chain [lluviosos, desesperados, con la ilusión rota, con el reloj a punta de tsunamis]. Sus canciones tienen ese ligero desvario que atrae, son el lado suave/duro de una naifa, el eco de un cinismo en clave pop o el pasaje darkie con estribillos de adhesión bubblegum. Su música sirve de apoyo y facilita el equilibrio al borde del precipicio y, al igual que Joy Division, nos precipitan a un mundo interno en el que todos, en el fondo, somos anormales [felices o infelices, que más da].

>> En Tijuana hace mogollón de frío y muy lejos de aquí, Adrian -guitarra y voz de Pastilla- tras un rápido saludo, contesta mis preguntas. Temas vienen y van, la complicidad es mutua. Hay algo de fan en quien pregunta y algo de cómplice en las respuestas. Lanzo un primer disparo, inquiero acerca de su participación en el homenaje a José Jos é. Su versión de "Lágrimas" me parece un up-take entre las rolas participantes. Adrian es tajante al responder: "La mayoría de la raza que interviene en el disco está sobreproducida. Nuestra toma es simple: ritmo, guitarra y voz. Además el tema "Lágrimas" no es muy complicado". Se pone a cantar el estribillo "Lágrimas, lágrimas, lágrimas". Ambos nos reímos.

PASTILLA vs VOX ELECTRA.
El primer disco de un grupo siempre es crudo e inmediato; como todo primer disco estuvo underproduced (no había lana ni tiempo suficiente). El primer disco era un poco naive pero uno crece y cambia un poco. Pasaron dos años, el feeling del grupo es el mismo pero ahora tenemos más experiencia.
En el segundo disco, Diego Herrera -el productor y ex Caifanes- logró sacarle jugo a todo: es más personal, una reflexión. Como si volvieras la vista atrás y empezaras a decir que paso. Vox Electra es una pedrada a la modernidad de nuestros padres. Vivimos en el siglo XX, los ochentas, las computadoras. innovaciones, juguetitos pero, sin duda, estamos peor que antes.

INFLUENCIAS.
Pastilla es uno de los pocos grupos de Los Angeles que no se dedican al rollo de fusionar o "rescatar" sonidos y tendencias de la música popular mexicana o latina. Al respecto, Adrian nos dice: "No hay que hacer eso. Rescatando se te va el presente, nosotros vemos el futuro. Lo que paso, paso." Le digo que para mí, su sonido es un compendio del post-punk, mucha new wave, indie, brit y noise pop; Adrian agrega: "Todo sale naturalmente, lo nuestro tiene otras influencias: Throbbing Gristle, lo punkie, lo que escuchamos en la radio, etc. No lo hacemos por tratar el crossover". Comento que siempre me refiero a ellos como un grupo americano que canta en español, que me parece que tienen bien asimilado el rollo de la cultura gringa en el aspecto musical y la respuesta de Adrian ("Asimilado, my ass") provoca otra vez nuestra risa.

>> Hay discos que, sin ser del mismo artista, engloban un momento muy especial para mi. Super 8 (Los Planetas, 1995), Revolución (Juana la Loca, 1995) y Pastilla (Pastilla, 1996) forman parte del espectro noise pop que tanto me gusta: un sonido a veces melódico y otras rítmico pero siempre en onda depresiva, melancólica o de simple desilusión. Cosas de la edad dirán, pero estos discos todavía hoy resuenan en mi estéreo hilvanándose por extraña razón en perfecta armonía. "Si está bien", "Planeta infierno" y "Fin" son canciones para despedidas imposibles que lo demás, todo eso que mata los sueños, no importa.

Adrian confiesa que tiene años diciéndole a los de la disquera que lleven a Los Planetas a Los Angeles, que conocieron a los de Juana la Loca (con los cuales compatieron en un tiempo el mismo nombre) en un viaje que estos argentinos hicieron a LA. También comenta que hay una conexión en cuanto a sonido con grupos mexicanos como La Gusana Ciega, Zurdok Movimiento pero esto igual pasa con Sonic Youth y Spaceman 3 o Blur y Pavement, y finaliza con un "Creo que el asunto es generacional, creces con las influencias. Son coincidencias". Otros grupos importantes para Pastilla fueron Soda Stereo y Caifanes. "Soda Stereo es un grupo que, por nuestra edad, tuvo que ver desde que salió Signos; no, desde Nada Personal. Y, para uno que se acuerda, la primera vez que escuche a Caifanes fue algo raro. Dije Shit! ¿qué es esto?".
Otra influencia evidente que se puede apreciar en Pastilla aunque muy tamizada, sobre todo en voces y guitarras, es la de la considerada música maquila u hortera: la balada pop setentera. Adrian no tiene reparos para aceptarlo: "La influencia latina es real, todavía tengo mis vinilos en la casa. Grupos como Los Solitarios, Angeles Negros, etc. No, los Tucanes no. A veces, oyes la canción así mal grabada, pero suena a rock. Al final, es música buena".

>> Cuando le pregunté si conocía alguna banda hispana de la escena indie-pop, lo único que menciono fue a Los Planetas pero, para sorpresa mía, se declaro fan de la saga Alaska, super nickel, que nos pasamos algunos minutos platicando de las pelis en las que interviene Alaska (Pepi, Luci, Bon y otras chicas del montón y Airbag). También me sorprendió cuando me conto que le gustaba el Tri, aclarando que el de antes. Menos sorpresiva fue su filiación a la música de T-Rex ("llevo como cuatro días seguidos escuchándolo"). Ah, Marc Bolan siempre será hyper cool. Por cierto, a la gente que los sigue recomiendan escuchar a Brian Eno, David Bowie (menos los dos últimos discos), Joy Division, Stones Roses, el primero de Caifanes, The Cure, Verve. Velvet Underground, Modest Mouse, Syd Barret.

OTRAS INFLUENCIAS.
¿De películas? No es muy pesada, pero los soundtracks si. Por ejemplo, en "Cuestión de energia" tomamos el principio del film "The Horror Express" con Peter Cushing. Nos gustan los soundtracks con música de los 60's como "Juventud desenfrenada" con el Loco Valdes y otras con el Guzmán (Enrique). Esa parte de la cultura pop mexicana se me hace muy chingona, aunque fue demasiado americanizada al grado de ridiculizarla.

METAS Y PLANES.
A veces te pasan cosas que no esperabas, lo que sea. Bueno o malo tomamos lo que venga. Cuando planeas, algo no sucede de la forma en que lo deseabas. Por eso no planeamos, es una forma de defensa (risas). Nuestra idea inicial era hacer música que nos satisfaciera más que lo que escuchabamos. El rock está totalmente gastado y todo puede pasar. Somos un grupo que está vivo, sin el apoyo más que de la raza que nos van a ver. ¿Planes futuros? El único plan es hacer un disco mejor que el anterior. Ahora estamos enfocados a la promocion, aunque Victor tiene unas 30-40 canciones. Es difícil decir que va a suceder: hay rolas r&b, sonido Rolling Stones, otras tipo Blues Explosion, glam... Lo nuestro es simplemente melancolía postnuclear + paranoia del fin del siglo + inocencia falsa.

>> En cualquier entrevista hay una pregunta estúpida. La mía fue: ¿Cuál es tu pastilla favorita? "Prozac" responde rápidamente Adrian. "La mía es Halcion", le digo. Y nos volvemos a reír.

entrevista publicada en La Banda Elastica