lunes, 4 de junio de 2007

entrevistas: Aviador Dro

AVIADOR DRO: Ciencia, música, anarquía

El Aviador Dro traspasa fronteras. Primero Alemania, después México y Perú, ahora se confirma el primer USA Tour. ¿Justicia poética o parte del plan maestro para la dominación del mundo?
Lo cierto es que estamos sorprendidos de esta nueva acogida y es nuestra intención aprovecharla al máximo. Estamos encantados de conocer a nuevos fans y otros países. Viajar es todo un estimulo. En cierta medida creo que estamos recuperando parte del tiempo que dedicamos a la compañía de discos en los 80. Puedes llamarlo justicia pero no creo que sea excesivamente poética.Las centrales nucleares, inseguridad, la moda estandarizada, alimentos transgénicos han sido algunos los temas que ha tratado en sus canciones el Aviador y que están todavía en la mesa de discusión.

¿Qué le preocupa al Aviador Dro? ¿Cuáles temas son actualmente de su interés? Hay que seguir trabajando y luchando por construir un futuro a la medida de nuestros anhelos. La situación política en el mundo post 11S es extraña y peligrosa. Todos los balances del siglo XX se van a alterar. Asia, especialmente China y la India van a jugar un papel muy importante en ese futuro. Nos gustaría que Occidente no participe de ese futuro de la mano de necios como Bush, Blair o el Partido Popular en España. También es desalentador el resurgimiento de los fanatismos religiosos alentados por años de opresión. Es complicado integrar el estúpido consumismo occidental con la medieval y primitiva creencia del Islam más extremista. Son dos malas posiciones para dialogar.

Como escribió Asimov en "Fundación", son tiempos de guerras, dolor y sufrimiento. En este escenario, damos todo, en apariencia, por supuesto: conspiraciones, ejes del mal e integralismos por doquier. ¿Cuál es el giro argumental que debemos para reducir, como Sheldon, el tiempo de espera y lograr una convivencia respetuosa en el periodo de nuestra existencia? Nuestra perspectiva es la de la Comunicación, la Ciencia y el trabajo colectivo. Ninguna de estas tres cosas está codificado positivamente dentro de la actual hegemonía occidental o la propuesta patriarcal y teocéntrica del Islam. En cierto modo el conflicto es inevitable. Solo la escala y la agresividad del conflicto son negociables. El laicismo, la tolerancia, la desnacionalización, la colectivización y el control del poder de las multinacionales deberían ser la referencia de los nuevos estados. Pero no hay un marco de referencia ideológico para este movimiento. Occidente ha conseguido que las izquierdas y las derechas bailen al son de una economía desbocada y monopolística. Oriente trae el fanatismo religioso y las oligarquías machistas. Iraq es el vivo ejemplo de lo mal que conviven esas dos ideologías. Es tiempo de plantear nuevos discursos y nuevas ideologías descartando las anteriores. Hay que crear nuevo pensamiento para este siglo... aunque no creo que se ponga en práctica más que aisladamente. Occidente debe reconocer que debe estructurar su crecimiento para que no devore el tercer mundo y los recursos planetarios. Oriente debe reconocer que hay una realidad humana al lado de sus valores religiosos: libertad de expresión, igualdad de sexos, distribución de la riqueza... son valores no fundamentales en ese mundo. Es como si la revolución francesa y rusa nunca hubierán sucedido allí.

"It´s computer world", externó Kraftwerk a principio de los ochenta. Por su parte, El Aviador Dro ha sido uno los grupos que más han insistido en el asunto de confiar en las máquinas. La realidad tecnológica nos sobrepasa, bajo esa perspectiva: ¿cómo sería nuestra vida en Mecanisburgo, la ciudad virtual? ¿Podría funcionar bajo el esquema y condiciones geopolíticas actuales? Creo que poco a poco algunas ciudades encontraran sistemas de convivencia y crisoles de unión de razas y civilizaciones. En esas ciudades nacerá el germen de la humanidad del futuro. Una raza mestiza, científica y pujante que valore el colectivo sin despreciar al individuo. Quizás sea un proceso de 200 o 300 años.

En algún momento, casi 20 años atrás, declaraste que Marx se había enrollado un poco, ¿la política sigue siendo el lenguaje de las prioridades o es cada día más ubuesca? En la mayoría de circunstancias la política es un camino adecuado siempre que el derecho de expresión libre este garantizado. Sólo las dictaduras y totalitarismos de cualquier estilo requieren, a veces, aproximaciones revolucionarias y expeditivas. La presión internacional también es interesante. La creación de nuevos ejes comerciales como sucede en Latinoamérica. La industrialización del tercer mundo es fundamental para este siglo. Acabar con esa pobreza es una prioridad. De no ser así todo se volverá en contra de occidente y sus líderes en pago por el derroche y egoísmo del colonialismo.

Dentro del discurso mediático, ¿cuál es tu palabra menos favorita? Solidaridad es una palabra que me deja regusto a limosna. Suena a demagogia. Creo que la acción es determinante. No basta con comprar dos regalos en una tienda de comercio justo. El problema es que en Europa o E.U. realmente NO sentimos nada por el tercer mundo. Estamos distantes y satisfechos en la jaula de oro construida por nuestros gobernantes. Y ni siquiera queremos dejar a otros entrar en nuestra jaula. Debemos cambiar la realidad y comodidad del primer mundo para que el tercero tenga un acceso coherente. Quizás haya que renunciar y apostar por un sólo segundo mundo global, ¿pero quién está realmente dispuesto a dejar sus comodidades?

Hay quien asegura que el mp3 y su download sin control casi mato a la industria discográfica, ¿lo crees? O es tan solo una estrategia de los implicados para aprovechar la culpa católica de los consumidores? Creemos que internet y el concepto de «compartir» es absolutamente necesario para esa construcción de futuro. Hay que articularlo y elaborar leyes lógicas pero es necesario que el mundo comparta conocimientos médicos, programas informáticos, fronteras. Los músicos deben de vivir de su directo. Así lo han hecho los últimos 5000 años. La "grabación" y su explotación comercial es un accidente de poco menos de un siglo.

Continuas pensando que la televisión es nutritiva? Si es así, ¿cuáles son tus tv shows favoritos? Cualquier medio de comunicación libre es fundamental en esa construcción. Hoy en día la ficción para la Televisión y los canales de Ciencia son, probablemente junto a Internet lo más cercano a una enciclopedia común en el planeta. Me encantan: Lost, CSI, Battlestar Galactica.

¿Cuál ha sido tu momento más tecno-pop? No sabría decir: Mi vida es Tecno pop.

Finalmente, ¿los mutantes se divierten más? Por qué? Hoy los aviadores disfrutamos más y mejor. Parte de la tecnología, especialmente Internet, nos ha proporcionado una vía de comunicación con otros mutantes sin parangón. Viajar y comunicarse es más fácil. El conocimiento es divertido. Cambiar es divertido. Hoy es más fácil cambiar y conocer: Es más fácil divertirse.

email interview con Servando Carballar H.
by rs para Radiante Press no. 6